SAL A LA VIDA

SAL A LA VIDA
PARA SABER MÁS SOBRE LA CANCIÓN #SALALAVIDA

lunes, 28 de junio de 2021

EN EL DÍA DE SU SANTO, FELICITAMOS A PEDRO POVEDA - 29 de junio de 2021


BUEN DÍA

 

Lecturas del San Pedro y san Pablo, apóstoles - 29 de junio de 2021

 

Primera lectura

Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (12,1-11):

En aquellos días, el rey Herodes se puso a perseguir a algunos miembros de la Iglesia. Hizo pasar a cuchillo a Santiago, hermano de Juan. Al ver que esto agradaba a los judíos, decidió detener a Pedro. Era la semana de Pascua. Mandó prenderlo y meterlo en la cárcel, encargando su custodia a cuatro piquetes de cuatro soldados cada uno; tenía intención de presentarlo al pueblo pasadas las fiestas de Pascua. Mientras Pedro estaba en la cárcel bien custodiado, la Iglesia oraba insistentemente a Dios por él.
La noche antes de que lo sacara Herodes, estaba Pedro durmiendo entre dos soldados, atado con cadenas. Los centinelas hacían guardia a la puerta de la cárcel. De repente, se presentó el ángel del Señor y se iluminó la celda.
Tocó a Pedro en el hombro, lo despertó y le dijo: «Date prisa, levántate.»
Las cadenas se le cayeron de las manos y el ángel añadió: «Ponte el cinturón y las sandalias.»
Obedeció y el ángel le dijo: «Échate el manto y sígueme.»
Pedro salió detrás, creyendo que lo que hacía el ángel era una visión y no realidad. Atravesaron la primera y la segunda guardia, llegaron al portón de hierro que daba a la calle, y se abrió solo. Salieron, y al final de la calle se marchó el ángel.
Pedro recapacitó y dijo: «Pues era verdad: el Señor ha enviado a su ángel para librarme de las manos de Herodes y de la expectación de los judíos.»

Palabra de Dios

Salmo

Sal 33,2-3.4-5.6-7.8-9

R/.
 El Señor me libró de todas mis ansias

Bendigo al Señor en todo momento,
su alabanza está siempre en mi boca;
mi alma se gloría en el Señor:
que los humildes lo escuchen y se alegren. R/.

Proclamad conmigo la grandeza del Señor,
ensalcemos juntos su nombre.
Yo consulté al Señor, y me respondió,
me libró de todas mis ansias. R/.

Contempladlo, y quedaréis radiantes,
vuestro rostro no se avergonzará.
Si el afligido invoca al Señor,
él lo escucha y lo salva de sus angustias. R/.

El ángel del Señor acampa
en torno a sus fieles y los protege.
Gustad y ved qué bueno es el Señor,
dichoso el que se acoge a él. R/.

Segunda lectura

Lectura de la segunda carta del apóstol san Pablo a Timoteo (4,6-8.17-18):

Yo estoy a punto de ser sacrificado y el momento de mi partida es inminente. He combatido bien mi combate, he corrido hasta la meta, he mantenido la fe. Ahora me aguarda la corona merecida, con la que el Señor, juez justo, me premiará en aquel día; y no sólo a mí, sino a todos los que tienen amor a su venida. El Señor me ayudó y me dio fuerzas para anunciar íntegro el mensaje, de modo que lo oyeran todos los gentiles. Él me libró de la boca del león. El Señor seguirá librándome de todo mal, me salvará y me llevará a su reino del cielo. A él la gloria por los siglos de los siglos. Amén.

Palabra de Dios

Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Mateo (16,13-19):

En aquel tiempo, al llegar a la región de Cesarea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos: «¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre?»
Ellos contestaron: «Unos que Juan Bautista, otros que Elías, otros que Jeremías o uno de los profetas.»
Él les preguntó: «Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?»
Simón Pedro tomó la palabra y dijo: «Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo.»
Jesús le respondió: «¡Dichoso tú, Simón, hijo de Jonás! porque eso no te lo ha revelado nadie de carne y hueso, sino mi Padre que está en el cielo. Ahora te digo yo: tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder del infierno no la derrotará. Te daré las llaves del reino de los cielos; lo que ates en la tierra quedará atado en el cielo, y lo que desates en la tierra quedará desatado en el cielo.»

Palabra del Señor


domingo, 27 de junio de 2021

Evangelio Comentado por: José Antonio Pagola Mc (5,21-43) UNA REVOLUCIÓN IGNORADA - 27 de junio de 2021


Jesús adoptó ante las mujeres una actitud tan sorprendente que desconcertó incluso a sus mismos discípulos. En aquella sociedad judía, dominada por los varones, no era fácil entender la nueva postura de Jesús, acogiendo sin discriminaciones a hombres y mujeres en su comunidad de seguidores. Si algo se desprende con claridad de su actuación es que, para él, hombres y mujeres tienen igual dignidad personal, sin que la mujer tenga que ser objeto del dominio del varón.

Sin embargo, los cristianos no hemos sido todavía capaces de extraer todas las consecuencias que se siguen de la actitud de nuestro Maestro. El teólogo francés René Laurentin ha llegado a decir que se trata de «una revolución ignorada» por la Iglesia.

Por lo general, los varones seguimos sospechando de todo movimiento feminista, y reaccionamos secretamente contra cualquier planteamiento que pueda poner en peligro nuestra situación privilegiada sobre la mujer.

En una Iglesia dirigida por varones no hemos sido capaces de descubrir todo el pecado que se encierra en el dominio que los hombres ejercemos, de muchas maneras, sobre las mujeres. Y lo cierto es que no se escuchan desde la jerarquía voces que, en nombre de Cristo, urjan a los varones a una profunda conversión.

Los seguidores de Jesús hemos de tomar conciencia de que el actual dominio de los varones sobre las mujeres no es «algo natural», sino un comportamiento profundamente viciado por el egoísmo y la imposición injusta de nuestro poder machista.

¿Es posible superar este dominio masculino? La revolución urgida por Jesús no se llevará a cabo despertando la agresividad mutua y promoviendo entre los sexos una guerra. Jesús llama a una conversión que nos haga vivir de otra manera las relaciones que nos unen a hombres y mujeres.

Las diferencias entre los sexos, además de su función en el origen de una nueva vida, han de ser encaminadas hacia la cooperación, el apoyo y el crecimiento mutuos. Y, para ello, los varones hemos de escuchar con mucha más lucidez y sinceridad la interpelación de aquel de quien, según el relato evangélico, «salió fuerza» para curar a la mujer.

EN TORNO AL EVANGELIO DE HOY: LAS CINCO ESES - 27 de junio de 2021

 


Mc 5,21-43. Jesús, como Hijo de Dios, es amigo de la vida, quiere la vida. Por lo tanto quiere la salud corporal y la salvación eterna. La fe, creer, una vida espiritual activa que acoge la gracia nos abre la puerta a una vida con sentido que franquea nuestros límites insuperables.

Lecturas del Domingo 13º del Tiempo Ordinario - Ciclo B - 27 de junio de 2021

 

Primera lectura

Lectura del libro de la Sabiduría (1,13-15;2,23-24):

Dios no hizo la muerte ni goza destruyendo los vivientes. Todo lo creó para que subsistiera; las criaturas del mundo son saludables: no hay en ellas veneno de muerte, ni el abismo impera en la tierra. Porque la justicia es inmortal. Dios creó al hombre para la inmortalidad y lo hizo a imagen de su propio ser; pero la muerte entró en el mundo por la envidia del diablo; y los de su partido pasarán por ella.

Palabra de Dios

Salmo

Salmo responsorial 29

R/.
 Te ensalzaré, Señor, porque me has librado

Te ensalzaré, Señor, porque me has librado
y no has dejado que mis enemigos se rían de mí.
Señor, sacaste mi vida del abismo,
me hiciste revivir cuando bajaba a la fosa. R/.

Tañed para el Señor, fieles suyos,
dad gracias a su nombre santo;
su cólera dura un instante;
su bondad, de por vida;
al atardecer nos visita el llanto;
por la mañana, el júbilo. R/.

Escucha, Señor, y ten piedad de mí;
Señor, socórreme.
Cambiaste mi luto en danzas.
Señor, Dios mío, te daré gracias por siempre. R/.

Segunda lectura

Lectura de la segunda carta del apóstol san Pablo a los Corintios (8,7.9.13-15):

Ya que sobresalís en todo: en la fe, en la palabra, en el conocimiento, en el empeño y en el cariño que nos tenéis, distinguíos también ahora por vuestra generosidad. Porque ya sabéis lo generoso que fue nuestro Señor Jesucristo: siendo rico, se hizo pobre por vosotros para enriqueceros con su pobreza. Pues no se trata de aliviar a otros, pasando vosotros estrecheces; se trata de igualar. En el momento actual, vuestra abundancia remedia la falta que ellos tienen; y un día, la abundancia de ellos remediará vuestra falta; así habrá igualdad. Es lo que dice la Escritura: «Al que recogía mucho no le sobraba; y al que recogía poco no le faltaba.»

Palabra de Dios

Evangelio del domingo

Evangelio según san Marcos (5,21-43), del domingo, 27 de junio de 2021

Lectura del santo Evangelio según san Marcos (5,21-43):

En aquel tiempo Jesús atravesó de nuevo a la otra orilla, se le reunió mucha gente a su alrededor, y se quedó junto al lago.
Se acercó un jefe de la sinagoga, que se llamaba Jairo, y al verlo se echó a sus pies, rogándole con insistencia: «Mi niña está en las últimas; ven, pon las manos sobre ella, para que se cure y viva.»
Jesús se fue con él, acompañado de mucha gente que lo apretujaba. Había una mujer que padecía flujos de sangre desde hacía doce años. Muchos médicos la habían sometido a toda clase de tratamientos y se había gastado en eso toda, su fortuna; pero en vez de mejorar, se había puesto peor. Oyó hablar de Jesús y, acercándose por detrás, entre la gente, le tocó el manto, pensando que con sólo tocarle el vestido, curaría. Inmediatamente se secó la fuente de sus hemorragias y notó que su cuerpo estaba curado.
Jesús, notando que, había salido fuerza de él, se volvió en seguida, en medio le la gente, preguntando: «¿Quién me ha tocado el manto?»
Los discípulos le contestaron: «Ves como te apretuja la gente y preguntas: "¿quién me ha tocado?"»
Él seguía mirando alrededor, para ver quién había sido. La mujer se acercó asustada y temblorosa, al comprender lo que había pasado, se le echó a los pies y le confesó todo.
Él le dijo: «Hija, tu fe te ha curado. Vete en paz y con salud.»
Todavía estaba hablando, cuando llegaron de casa del jefe de la sinagoga para decirle: «Tu hija se ha muerto. ¿Para qué molestar más al maestro?»
Jesús alcanzó a oír lo que hablaban y le dijo al jefe de la sinagoga: «No temas; basta que tengas fe.»
No permitió que lo acompañara nadie, más que Pedro, Santiago y Juan, el hermano de Santiago. Llegaron a casa del jefe de la sinagoga y encontró el alboroto de los que lloraban y se lamentaban a gritos.
Entró y les dijo: «¿Qué estrépito y qué lloros son éstos? La niña no está muerta, está dormida.»
Se reían de él. Pero él los echó fuera a todos, y con el padre y la madre de la niña y sus acompañantes entró donde estaba la niña, la cogió de la mano y le dijo: «Talitha qumi (que significa: contigo hablo, niña, levántate).»
La niña se puso en pie inmediatamente y echó a andar –tenía doce años–. Y se quedaron viendo visiones. Les insistió en que nadie se enterase; y les dijo que dieran de comer a la niña.

Palabra del Señor

martes, 22 de junio de 2021

ORACIÓN DE LA MAÑANA 3º CICLO EPO Y SECUNDARIA: CELEBRA LA VIDA.... ¡¡¡FELICES VACACIONES!!! - 23 de junio de 2021


 

PADRE NUESTRO...
SAN PEDRO POVEDA, RUEGA POR NOSOTROS

ORACIÓN DE LA MAÑANA INFANTIL Y 1º Y 2º CICLO EPO: GRACIAS POR TODO LO VIVIDO Y RECIBIDO... MIÉRCOLES 23 de junio de 2021 ¡¡¡FELICES VACACIONES!!!


Aprovechemos para mirarnos muy adentro, mirarnos a los ojos, recordar cuánto hemos crecido, cómo hemos salvados los obstáculos y todo lo que hemos celebrado juntos. Dejemos que el Señor ilumine cada uno de estos recuerdos.

Recuerda algunas experiencias en este curso donde hayas experimentado una felicidad que viene de Dios. ¿Cómo te ha hecho feliz el Señor?

Esta vez la oración final la escribes tú. Recoge todo aquello vivido este año por lo que quieras dar gracias a Dios y compártelo con tu grupo.



PADRE NUESTRO...
SAN PEDRO POVEDA, RUEGA POR NOSOTROS



 

lunes, 21 de junio de 2021

ORACIÓN DE LA MAÑANA 3º CICLO EPO Y SECUNDARIA: Martes 22 de junio de 2021


Gracias, Señor, por este curso que termina,
 por todo lo que he vivido y compartido,
 por todo lo que he avanzado,
 por ese poquito que he crecido como persona..
 Gracias, Señor, por mis compañeros,
 por los buenos momentos que he pasado,
 por los malos ratos en los que, sin pedirlo,
 he sentido la cercanía y el apoyo de ellos.
 Gracias, Señor,
 por las personas que me han ayudado,
 por todos los que han estado a mi lado.
 Gracias, Señor,
 por nuestros compañeros y profesores:
 por aquellos que nos hacen fácil la tarea diaria,
 por los que nos exigen
 mayor empeño y dedicación.
 Llega el final de curso...
 Comenzamos las vacaciones
 con la intención de seguir siendo
 signo de amor, de entrega y alegría
 en medio de mi familia y amigos.
 Gracias por tanta confianza en mí.
 Gracias por tantas “puertas abiertas”
 a lo largo del curso que hemos compartido.
 Gracias por tu presencia cercana y amiga.


PADRE NUESTRO...
SAN PEDRO POVEDA, RUEGA POR NOSOTROS.



 

ORACIÓN DE LA MAÑANA INFANTIL, 1º Y 2º CICLO DE EPO: Martes 22 de junio de 2021



Gracias, Señor, por este curso que termina,

por todo lo que he vivido y compartido,

por todo lo que he avanzado,

por ese poquito que he crecido como persona.


Gracias, Señor, por mis compañeros,

por los buenos momentos que he pasado,

por los malos ratos en los que, sin pedirlo,

he sentido la cercanía y el apoyo de ellos.


Gracias, Señor,

por las personas que me han ayudado,

por todos los que han estado a mi lado.


Gracias, Señor,

por nuestros compañeros y profesores:

por aquellos que nos hacen fácil la tarea diaria,

por los que nos exigen

mayor empeño y dedicación.


Llega el final de curso...

Comenzamos las vacaciones

con la intención de seguir siendo

signo de amor, de entrega y alegría

en medio de mi familia y amigos.


Gracias por tanta confianza en mí.

Gracias por tantas “puertas abiertas”

a lo largo del curso que hemos compartido.

Gracias por tu presencia cercana y amiga



PADRE NUESTRO...
SAN PEDRO POVEDA, RUEGA POR NOSOTROS


 

domingo, 20 de junio de 2021

ORACIÓN DE LA MAÑANA 3º CICLO EPO Y SECUNDARIA: EN TORNO AL EVANGELIO DEL DOMINGO, INESTABILIDAD - Lunes 21 de junio de 2021

 Lectura del santo evangelio según san Marcos (4,35-40):


Un día, al atardecer, dijo Jesús a sus discípulos: «Vamos a la otra orilla.»
Dejando a la gente, se lo llevaron en barca, como estaba; otras barcas lo acompañaban. Se levantó un fuerte huracán, y las olas rompían contra la barca hasta casi llenarla de agua. Él estaba a popa, dormido sobre un almohadón.
Lo despertaron, diciéndole: «Maestro, ¿no te importa que nos hundamos?»
Se puso en pie, increpó al viento y dijo al lago: «¡Silencio, cállate!»
El viento cesó y vino una gran calma.
Él les dijo: «¿Por qué sois tan cobardes? ¿Aún no tenéis fe?»
Se quedaron espantados y se decían unos a otros: «¿Pero quién es éste? ¡Hasta el viento y las aguas le obedecen!»

Palabra del Señor


Mc 4,35-40. Vamos recorriendo la vida encajando las piezas de las cosas que suceden a nuestro alrededor que de alguna manera nos afectan. En el Evangelio, Jesús romperá ese desequilibrio porque si Dios está con nosotros, ¿Qué podrá salir mal?

PADRE NUESTRO...
SAN PEDRO POVEDA, RUEGA POR NOSOTROS


ORACIÓN DE LA MAÑANA INFANTIL Y PRIMARIA: EN TORNO AL EVANGELIO DEL DOMINGO - Lunes 21 de junio de 2021



Lectura del santo evangelio según san Marcos (4,35-40):

Un día, al atardecer, dijo Jesús a sus discípulos: «Vamos a la otra orilla.»
Dejando a la gente, se lo llevaron en barca, como estaba; otras barcas lo acompañaban. Se levantó un fuerte huracán, y las olas rompían contra la barca hasta casi llenarla de agua. Él estaba a popa, dormido sobre un almohadón.
Lo despertaron, diciéndole: «Maestro, ¿no te importa que nos hundamos?»
Se puso en pie, increpó al viento y dijo al lago: «¡Silencio, cállate!»
El viento cesó y vino una gran calma.

Él les dijo: «¿Por qué sois tan cobardes? ¿Aún no tenéis fe?»
Se quedaron espantados y se decían unos a otros: «¿Pero quién es éste? ¡Hasta el viento y las aguas le obedecen!»


Palabra del Señor


 

PADRE NUESTRO...

SAN PEDRO POVEDA, RUEGA POR NOSOTROS